Política de Calidad

Tessi DIAGONAL que nació en 1.997 como una gestoría hipotecaria, es hoy referente en la externalización de procesos y servicios financieros avanzados, con un claro valor diferencial, saber anticiparse y adaptarse con soluciones innovadoras a los nuevos y crecientes requerimientos de sus clientes, en un amplio abanico de servicios y procesos. Con la tecnología a la altura de las más avanzadas multinacionales tecnológicas, pero con el profundo conocimiento del proceso de negocio, la flexibilidad y capacidad de adaptación de las empresas nicho (sociedades hipotecarias).

Desde la Dirección se ha implantado, mantiene y mejora un Sistema de Gestión de Calidad basado en la norma UNE-EN ISO 9001. Ofreciendo un servicio de máxima calidad para lograr la mayor satisfacción de los clientes.

Los principios básicos de nuestro compromiso son:

  • Fomentar y promover la prevención integral, mediante la protección activa de la seguridad y salud de los trabajadores.
  • Cumplir con la legislación vigente, así como con otros requisitos subscritos voluntariamente.
  • Cumplir siempre con las exigencias y requisitos de nuestros clientes con el objetivo de satisfacer las necesidades de nuestros clientes, así como las de las partes interesadas.
  • Identificar el contexto de nuestra organización y determinar los riesgos y oportunidades con el fin de conseguir una mejora continua de la organización.
  • Trabajar siempre bajo unos parámetros que permitan revisar y mejorar continuamente la prestación de nuestra actividad.
  • Implicar a todo el personal en la consecución de nuestros objetivos internos y hacer partícipes a todos y cada uno de los empleados en la mejora de la empresa.

Desde Dirección se fomenta al máximo la formación y sensibilización de los trabajadores en el Sistema de Gestión de Calidad y por su parte, se compromete a seguir, transmitir y cumplir con la presente Política de calidad.


En Barcelona a 06 de julio de 2017

Tessi DIAGONAL dispone de las certificaciones ISO 9001:2008 e ISO 27001:2013, todo ello enmarcado en una cultura de back office de alto rendimiento, alta disponibilidad y adaptación.